Revista nº 77

  • » Botiquín natural para toda la familia
  • » Formas y beneficios de la vitamina C
  • » ¿Qué es la dietética energética?
  • Nutrición

  • » Una vida libre de gluten
  • Salud

  • » Sabiduría popular y plantas curativas
  • Terapias naturales

  • » El síndrome del túnel carpiano
  • ver portada
    Portada Revista nº 77
     
     

    Artículos

    Editorial: Uso prudente de antibióticos

    Como ya se sabe, los antibióticos son un tipo de medicamento que puede matar a las bacterias o inhibir su crecimiento y así curar las infecciones. Los antibióticos no curan infecciones causadas por virus, como el resfriado común o la gripe, únicamente son eficaces para combatir las infecciones bacterianas.

    Se dice que una bacteria ha desarrollado resistencia cuando un antibiótico específico pierde su capacidad para eliminarla o para detener su crecimiento. Las bacterias resistentes sobreviven en presencia del antibiótico y siguen multiplicándose, prolongando la enfermedad e incluso causando la muerte, en palabras del doctor Jesús Oteo, experto de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica e investigador titular del Laboratorio de Antibióticos del Centro Nacional de Microbiología

    El pasado 18 de noviembre se celebró el Día Europeo para el Uso Prudente de Antibióticos, cuyo objetivo principal es la concienciación de la población sobre los riesgos que conlleva un mal consumo de estos productos, ya que se compromete gravemente la eficacia del tratamiento de las infecciones producidas por bacterias resistentes, lo que retrasa y dificulta la curación de los pacientes.

    Uno de los principales problemas es el tratamiento con antibióticos inadecuados (antibióticos a los que la bacteria es resistente) y el retraso en el inicio del tratamiento antibiótico adecuado en pacientes con infecciones graves.

    Sobre todo en esta época de resfriados, entre las principales causas de un consumo inadecuado de antibióticos se encuentran su uso en infecciones respiratorias producidas por virus y su utilización en dosis y tiempos inapropiados. El autoconsumo, principalmente el consumo sin receta médica y la utilización de antibióticos sobrantes de tratamientos previos, son causas importantes de la aparición de resistencias.

    Los expertos señalan que gran parte de las técnicas y procedimientos de la medicina actual (cirugía mayor, tratamientos contra el cáncer, trasplantes de órganos) no serían posible sin la cobertura de antibióticos eficaces.

    El uso prudente de los antibióticos, es decir, tomar los antibióticos sólo cuando sean necesarios (para el tratamiento de infecciones bacterianas y no para infecciones producidas por virus), en su correcta dosis y duración, puede contribuir a detener el desarrollo de bacterias resistentes y ayudar a que los antibióticos sigan siendo eficaces en el futuro.

     
    © 2017 mi herbolario | Factor Ideas
    Condiciones de uso | Política de privacidad | Política de cookies