mi herbolario digital - 129

 
 

Gran éxito del XVII Congreso Andaluz de Naturopatía "Memorial Diego Prieto"

La ciudad de Cádiz ha acogido el XVII Congreso Andaluz de Naturopatía “Memorial Diego Prieto”, organizado por la Organización Colegial Naturopática Fenaco de Andalucía.

Mayte Terrero, Presidenta de la Organización Colegial Naturopática Fenaco de Andalucía, manifiesta su satisfacción por el trabajo realizado tanto en la preparación como el desarrollo y los buenos resultados obtenidos en este XVII Congreso Andaluz de Naturopatía “Memorial Diego Prieto”; debido sobre todo a la notable acogida y repercusión mediática que ha tenido el evento, teniendo en cuenta el auge e implantación social y profesional que están teniendo los Servicios Profesionales de Naturopatía en Andalucía. Según Mayte Terrero "Este era el objetivo prioritario del Comité Organizador y los congresistas nos han expresado su satisfacción a través de numerosos mensajes de felicitación recibidos".

En esta línea de declaraciones, Gemma Espaliu, Vicepresidenta de la Organización Colegial Naturopática Fenaco de Andalucía ha declarado que este XVII Congreso Andaluz de Naturopatía también ha servido para aumentar la autoestima de los Profesionales Naturópatas, hacer más visible la Profesión Naturopática y acercarla más a la sociedad andaluza; a la vez que seguir con el proceso de consolidación de la Profesión Naturopática en Andalucía”.

Por otro lado la Secretaria General de la Organización Colegial Naturopática de Andalucía, Remedios Gutiérrez, declara que "la confianza que los asistentes y entidades colaboradoras han puesto en el colectivo de profesionales Naturópatas, ha sido respondida con un éxito de indudable profesionalidad por parte de los ponentes Colegiados”.

El amplio programa ha permitido a los asistentes intercambiar conocimientos y experiencias en relación a la aplicación de las distintas tecnologías Naturopáticas, identificar soluciones de salud y compartir ideas. Se clausuró el Congreso haciendo una apuesta firme y decidida por el fomento de la investigación y la profesionalidad como elemento fundamental para prestar un mejor servicio a la sociedad; destacando a la vez el fomento de la formación continua y la actualización de los formadores Naturópatas, así como la elaboración de estrategias educativas para mejorar la docencia de las materias recogidas en el curriculum Naturopático.
 

Las necesidades de calcio y vitamina D se incrementan en el embarazo, lactancia y menopausia

Las cantidades de ingesta óptima de calcio y vitamina D van variando a lo largo de las diversas etapas de la vida, tanto en el hombre como en la mujer, pero las necesidades se “disparan” en el caso de la mujer debido a situaciones fisiológicas como el embarazo, la lactancia o la menopausia. En esos momentos, el requerimiento tipo diario de 1 g. de calcio registra incrementos de entre el 20 y el 30%. En el caso de la vitamina D, la variabilidad no es tan marcada, recomendándose un consumo que se corresponda con los valores adecuados para cada edad.

Son algunos de los datos presentados por el Dr. Javier Haya Palazuelos, ginecólogo del Hospital General Universitario de Ciudad Real, durante el “Taller Calcio y vitamina D en situaciones especiales”, que ha impartido en el XXXII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), celebrado en Santa Cruz de Tenerife.

Los beneficios para la salud del calcio y la vitamina D y su carácter imprescindible en la alimentación a lo largo de la vida de todos los seres humanos son sobradamente conocidos y cuentan con un amplio refrendo en la literatura científica, sobre todo en relación al metabolismo óseo. Sin embargo, nuevas funciones y aplicaciones, ha explicado el Dr. Haya, obligan a remarcar que “un aporte insuficiente de calcio y/o vitamina D puede derivar en complicaciones de salud diversas”.

En esta línea, ha insistido en la necesidad de sensibilizar sobre momentos clave en la vida de la mujer “en los que las necesidades de calcio y vitamina D se incrementan de manera notable, motivo por el cual sus aportes deben ser especialmente generosos principalmente a través de una alimentación adecuada”.

El consumo diario de 1.200 mg/día de calcio durante el embarazo y la lactancia evitará que el hueso materno se descalcifique en exceso debido a los procesos fisiológicos propios de estas etapas de la vida. Esto deberá acompañarse de una adecuada ingesta de vitamina D, que ayuda a fijar el calcio en los huesos: la recomendación es de 10μg (400UI) diarios.

Sin embargo, a pesar de las recomendaciones de los expertos, los estudios demuestran que un 21,4% y un 64% de mujeres embarazadas y en lactancia, respectivamente, realizan ingestas inferiores de calcio. El déficit es mayor si hablamos de la vitamina D durante el embarazo, siendo un 78,6% de mujeres en esta situación quienes no toman las cantidades adecuadas de este nutriente. El porcentaje de mujeres en lactancia que presentan una carencia en la ingesta de vitamina D se mantiene en el 64%.

Por otro lado, para asegurar el correcto funcionamiento de las funciones biológicas celulares, el organismo moviliza el calcio desde el hueso, lo que puede afectar la cantidad, estructura y calidad del mismo. Las mujeres en menopausia deben tener especialmente en cuenta esta situación, ya que la falta de estrógenos propia de esta etapa produce un balance negativo en la mineralización del hueso que puede resolverse con un mayor aporte de calcio (1200mg/día) y de vitamina D (10μg (400UI)/día)6.

Las recomendaciones sobre el papel fundamental que juega la dieta en la salud en general y en la fortaleza ósea en particular son claras. En este sentido, la última guía sobre osteoporosis publicada por ESCEO e IOF recomienda la alimentación como la mejor opción para cubrir las necesidades diarias de calcio y vitamina D y subraya la necesidad de aumentar el consumo de productos lácteos, incluidos los enriquecidos con ambos nutrientes, ya que aportan al menos el 40% del calcio (400 mg) y 200 IU (5 µg) de vitamina D en cada unidad4.

La tasa de incumplimiento de los tratamientos con suplementos farmacológicos es una de las razones para insistir en una dieta diaria equilibrada como principal fuente de aportación de calcio y vitamina D, según recoge la nueva guía europea.

Las evidencias subrayan los beneficios de una dieta equilibrada, rica en calcio y vitamina D, por lo que la sensibilización de los profesionales sanitarios y de la población en general es una prioridad, ha destacado el Dr. Haya.

Con estas premisas científicas, los planes de actuación para evitar problemas por la insuficiencia de estos nutrientes, deben basarse en el conocimiento de la fisiología y fisiopatología del calcio y la vitamina D, y de los principales alimentos ricos en su aporte. Para llegar a las ingestas recomendadas, en el apartado de productos ricos tanto en calcio como vitamina D los protagonistas son los lácteos junto a otros alimentos como las sardinas, el brécol o las naranjas.

Entre los alimentos ricos en vitamina D, que se caracteriza por estar presente en muy pocos y de manera reducida, se encuentran los pescados grasos (atún, caballa, salmón, etc.), los alimentos enriquecidos con vitamina D, como algunos productos lácteos, jugo de naranja, leche de soja y cereales; carne de hígado; queso y las yemas de huevo.

Entre los principales alimentos ricos en calcio, destacan leche, yogurt, queso, helado, pescado y moluscos y verduras. Sobre la frecuente asociación entre ingesta adecuada de calcio y consumo excesivo de calorías, el doctor ha destacado la utilización cada vez más frecuente de productos fortalecidos en calcio (y vitamina D) o bien desnatados. De este modo, se aportar las cantidades necesarias de calcio con un menor coste en aporte calórico.

El experto ha destacado que al conocido papel del calcio y la vitamina D en la formación del tejido óseo y su participación en procesos como la coagulación sanguínea o el correcto funcionamiento de las membranas celulares, hay que añadir su función antiinflamatoria en diversos procesos patológicos.

 

Alimentos con más nutrientes gracias a la agroecología

Estos sistemas respetan el ciclo vital de las plantas y esto se nota en los alimentos, nutriéndolos de más vitaminas, minerales y antioxidantes.
María Dolores Raigón, profesora de la Universidad Politécnica de Valencia en España y doctora en Ingeniería Agronómica, aseguraba durante el octavo Seminario de Agroecología realizado en la Universidad Nacional de Colombia en Palmira que este sistema podría mejorar nuestra calidad de vida.

“Actualmente estamos observando que los alimentos, por las técnicas convencionales que se realizan en la producción agropecuaria, están perdiendo gran parte de su composición nutricional”, comentaba Raigón, que insistía en que la agricultura tradicional utiliza sustancias tóxicas para la salud como son los nitratos en el material vegetal, residuos fitosanitarios que aparecen en la planta, antibióticos en la producción ganadera o la incorporación de aditivos alimentarios para la transformación de los alimentos: “Son sustancias que están ahí porque la comercialización del modelo tradicional productivo obliga a su uso”.

La agroecología, en cambio, mantiene los equilibrios en el ciclo vital de las frutas y verduras, lo que permite obtener, además, una mayor composición en nutracéuticos (vitaminas, minerales y sustancias de carácter antioxidante). “A través de la agroecología se respetan mucho más los ciclos naturales de producción, esto significa que cuando un producto alcanza su estado óptimo de madurez, esa fruta o verdura alcanza también la máxima concentración de sustancias antioxidantes”, sostiene la experta española, que concluía diciendo que “nosotros tenemos la voluntad de ejercer la soberanía alimentaria a través de la realización o no de una determinada compra convencional o agroecológica. Los Gobiernos no van a hacer mucho, porque son muchos los intereses económicos creados alrededor de la agroindustria y ahí es donde el consumidor juega un papel fundamental en propender por estos modelos que pueden contribuir a la soberanía alimentaria, a conservar y preservar los productos y minimizar impactos ambientales”.

 

Las crisis de asma infantil se agravan por la contaminación del tráfico

Los expertos alertan de las consecuencias de la contaminación en los niños asmáticos (uno de cada diez) en esta época del año. Los altos niveles de partículas diésel en las ciudades, unido a la mayor concentración de ácaros y humos en las casas, al ventilarse menos, provocan una reacción en los bronquios ya inflamados por el asma y pueden originar una crisis que requiera hospitalización.

El frío seco favorece un aumento de los niveles de contaminación. Un estudio realizado en Barcelona y publicado en octubre en la revista Environmental Pollution ha permitido comprobar como “los niveles de partículas tóxicas son más altos en los meses finales del otoño, siendo las peores las procedentes de vehículos y la combustión”. Los distintos componentes del gasoil, “así como las partículas de dióxido de azufre o dióxido de carbono presentes en el aire, agravan la sintomatología de los niños asmáticos o con alergias respiratorias al actuar como irritantes de las vías aéreas”, explica el doctor Javier Torres, coordinador del Grupo de Trabajo de Alergia Respiratoria de la SEICAP, Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergia y Asma Pediátrica.

Los asmáticos tienen los bronquios inflamados y estrechados “lo que dificulta ya de por sí su respiración. Agentes externos como la contaminación o el aire frío hacen que reaccionen de manera exagerada, lo que llamamos hiperreactividad o hiperrespuesta en la que los síntomas propios de su enfermedad, como la tos, las sibilancias (pitos)o sensación de ahogo, se agravan y pueden dar lugar a una crisis fuerte”, comenta el doctor Torres. Los niños con rinitis alérgica al tener obstrucción nasal y respirar por la boca no filtran el aire y también pueden empeorar ante este tipo de irritantes. El 9% de los menores de 5 años y entre el 20 y el 30% de los que tienen de 13 a 15 años padecen esta alergia respiratoria, según datos de la SEICAP.

 

El hombre debe ir al urólogo con la misma frecuencia que la mujer al ginecólogo

En España se detectan al año 25.000 casos de cáncer de próstata, enfermedad que cada vez preocupa más a los hombres y que suele presentarse a partir de los 60 años, según datos del ICUA, Instituto de Cirugía Urológica Avanzada. “Es muy importante que se realicen revisiones periódicas a partir de los 50 años para poder detectarlo a tiempo, ya que la detección precoz es la única oportunidad para curarlo. Si hay antecedentes en la familia, lo mejor es acudir al urólogo partir de los 40”, recomienda el doctor Gómez Sancha. ICUA recomienda las visitas rutinarias al urólogo a partir de los 50 años, con motivo del Día Mundial del Hombre celebrado recientemente: “El hombre debe hacerse a la idea de que acudir al urólogo debe ser algo tan normal como para la mujer lo es acudir al ginecólogo”.

Otra enfermedad común en los mayores de 50 años y que también afecta a la próstata es la hiperplasia benigna. “Se caracteriza por un agrandamiento de la misma y ocasiona síntomas como urgencia para orinar, menor intensidad en las micciones y molestias durante el vaciado”, explica este urólogo. Sin embargo, destaca, “cuando los hombres acuden al especialista la afección suele estar bastante avanzada”.

Los expertos aseguran que las patologías prostáticas pueden prevenirse si se siguen las medidas adecuadas como una dieta sana y la práctica frecuente de ejercicio físico. “Evitar el sobrepeso, el tabaco y el alcohol puede reducir el riesgo de aparición de estos problemas”. En concreto, el doctor Gómez Sancha, aconseja alimentos ricos en grasas omega 3 para corregir los defectos de la próstata, licopeno para frenar su envejecimiento, selenio para desinflamarla y zinc que mejora la función sexual y previene lesiones prostáticas.

 

Nuevo procedimiento para informar a la Unión Europea sobre la Red Natura 2000

Una orden ministerial publicada en el BOE obligará a las administraciones a seguir un nuevo procedimiento de cómo informar a la Unión Europea sobre la Red Natura 2000, el principal instrumento de conservación de la naturaleza de la política europea.

Desde hace dos décadas se trabaja en la identificación de las zonas más adecuadas en la Unión Europea para proponerlas como Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) y después designarlas como Zonas Especiales de Conservación (ZEC). Dentro de la Red también se incluyen las Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) sobre conservación de las aves.

La gestión y conservación de la Red se apoya de forma esencial en la documentación y datos proporcionados por los Estados Miembros, por lo que se ha establecido un sistema de información común. Esta información de la Red, además de permitir una coordinación general y de evaluación de la consecución de los objetivos de conservación, sirve, entre otras funciones, como base para elaborar estadísticas, análisis, trabajos de difusión e investigaciones o para la priorización de la cofinanciación destinada a mantener la Red. Por tanto, argumenta la orden ministerial, la eficacia de la Red Natura para la conservación de la biodiversidad depende en buena parte de la calidad de la información recopilada.

Por tanto, la documentación que se proporcione debe incluir una base de datos de carácter descriptivo, una cartografía con los límites de todos los espacios Red Natura 2000, y un informe con una relación de los cambios efectuados sobre la información oficial precedente.
 
 
© 2017 mi herbolario | Factor Ideas
Condiciones de uso | Política de privacidad | Política de cookies