José Navarro, gerente de Herbolario Navarro: “El mejor producto es el ecológico”

Sección: Una tienda modelo

Publicación: Revista nº 68

Acaban de abrir un establecimiento “de cine” en Castellón, fruto del éxito logrado con un modelo de negocio que les ha llevado a convertirse en la marca herbolaria de referencia a nivel nacional. La amplia oferta en alimentación ecológica es su sello personal, una apuesta de futuro que nos introduce su gerente José Navarro.
Sube el telón y nos encontramos con la friolera de setecientos metros cuadrados de tienda ecológica en una de las zonas más transitadas de la capital castellonense. Puede sonar a principio de chiste malo, pero en realidad se trata de algo muy serio, la descripción del nuevo establecimiento abierto por la marca Herbolario Navarro en la Comunidad Valenciana. Y ya van siete en la región levantina (seis en la provincia de Valencia), a los que debemos sumar la tienda situada en la ciudad de Palma de Mallorca. 

En este caso, el lugar elegido ha sido un edificio emblemático donde los haya, nada más y nada menos que aquel que albergaba antiguamente el Cine Saboya de la ciudad (Plaza del Real, 1). “El hecho de ocupar el espacio de un antiguo cine aporta al establecimiento un ambiente único”, nos cuenta orgulloso José, “ya que hemos conservado parte de la pantalla y el telón, además de algunas butacas”. En efecto, incluso un elemento tan representativo como la fachada se ha decidido mantener intacto tras las obras de acondicionamiento. En definitiva, un espacio de magnitudes estratosféricas ideado y ejecutado para los amantes de la vida sana y natural, en el que destaca también su cafetería: un factor de comodidad en sí mismo donde los clientes pueden degustar todo tipo de recetas elaboradas con productos ecológicos, así como un menú ecológico diario. 


Un poco de historia

El origen de Herbolario Navarro se remonta al siglo XVIII, concretamente al año 1771. Es entonces cuando comienza su andadura en el sector de la herbodietética y los productos naturales. Desde entonces, la empresa ha ido pasando de padres a hijos a la vez que ha vivido una transformación lógica debida a los cambios acaecidos tanto en el mercado como a nivel generacional. Si hace unas décadas el negocio se concretaba en un herbolario, actualmente resulta más apropiado hablar del concepto de “ecotienda”, donde todo aquel que lo desee puede encontrar recursos más que suficientes para cuidar su salud de forma natural. 

“La introducción en el mundo bio fue una consecuencia lógica de la evolución del negocio, ya que nuestra máxima ha sido siempre la de ofrecer a nuestros clientes los mejores productos, es decir, los ecológicos”. José Navarro cita con añoranza los años 80 como el período en el que introdujeron al comercio los primeros productos biológicos, si bien el boom de esta oferta no llegó hasta la década de los 90. A partir de ahí ampliaron notablemente su surtido y se convirtieron en lo que hoy podríamos denominar un “supermercado ecológico”. 

En el camino ha habido un poco de todo. Sinsabores, por supuesto, pero también momentos críticos en los que surgieron oportunidades a aprovechar. “El sector de herbolarios y ecotiendas se ha transformado significativamente, y nosotros hemos tratado de estar siempre a la última aportando todas las novedades que las marcas sacaban al mercado”. Concretamente, a finales de los 60 se introdujeron los primeros productos dietéticos (la lecitina de soja, el germen de trigo, la jalea real...). Después, en los 70, comenzarían a surgir los productos integrales, “de los cuales siempre hemos estado a la vanguardia porque, de hecho, fuimos los primeros en introducirlos”, confiesa José. La comercialización de alimentos naturales y ecológicos se haría esperar hasta la década de los 80 y, debido a la abundancia de información dirigida al consumidor durante los años posteriores, se extendió definitivamente el consumo de productos ecológicos. 


Alimentación ecológica

Al igual que otros países europeos y Estados Unidos (aunque quizá en menor medida), España ha experimentado un auge muy importante en la compraventa de productos ecológicos. Un crecimiento motivado por una mayor concienciación de la sociedad, de las personas, a la hora de mantener una alimentación lo más natural posible. Esto, añadido al dato objetivo de que cada vez se dispone de más información que avala la necesidad de cuidar el medio ambiente para poder mantener una buena salud, ha impulsado el sector en nuestro país. José opina, sin embargo, que “nos queda aún mucho camino por recorrer hasta llegar a los índices de consumo del centro y norte de Europa”. 

Ante la pregunta “¿Por qué apostar por productos ecológicos frente a aquellos que no lo son?”, él lo tiene claro: “Los productos ecológicos son más saludables porque no contienen sustancias químicas que puedan perjudicar nuestro organismo; además, mantienen todas sus propiedades organolépticas y nutricionales”. Asegura que los alimentos orgánicos no dañan el medio ambiente en ninguna de sus fases (desde el cultivo hasta la comercialización), y son respetuosos con la figura del agricultor y el ganadero porque, de alguna forma, éstos pueden cobrar un precio justo por sus productos. “Es más”, dice, “son respetuosos incluso con los propios animales, que disfrutan de condiciones de vida dignas”. 

Herbolario Navarro tiene su propia marca destinada a la alimentación ecológica. Su nombre: BioCesta, que engloba igualmente los aceites vegetales ecológicos ofertados en la sección de cosmética de sus establecimientos. En total, seis son las líneas de producto propias que comercializan bajo distintas denominaciones: además de la ya mencionada, podemos encontrar complementos dietéticos bajo la marca “Terra Verda”; suplementos dietéticos con la marca “Green Sun” (de formulación americana); tés, cafés y mieles de “Codonyer & March”; “None Glu” es la firma reservada para productos libres de gluten, entre los cuales destacan los productos frescos de panadería; “Herbolario Navarro” como marca propia de plantas medicinales y mieles; y, por último, la nueva línea de productos cosméticos ecológicos de Aloe Vera. 

Una variedad ingente, por tanto, de productos que se suman a las marcas tradicionales y que, en palabras de su gerente, buscan hacer hincapié sobre todo en la calidad. “Intentamos mantener equilibrada la balanza entre la calidad y el precio de nuestros productos, de manera que el binomio satisfaga a nuestros clientes. La calidad es fundamental. En cuanto al precio, tratamos siempre de que sea el justo, ni más ni menos”. A la hora de señalar los productos más demandados, José admite la existencia de cierta estacionalidad en los hábitos de compra: en verano se consumen más productos relacionados con la llamada “operación bikini”, mientras en invierno suben las ventas de todo aquello relacionado con el aumento de las defensas, y en primavera abundan, por ejemplo, los productos para combatir procesos alérgicos.

Más allá de la venta de productos, Herbolario Navarro dispone de cafetería en dos de sus tiendas donde el cliente puede degustar los productos. También ofrecen cursos y charlas gratuitas tanto de cocina como de salud natural, feng hui, terapias alternativas, etc. 


Negocio familiar = éxito

El modelo de negocio de Herbolario Navarro se sustenta en el concepto de “vocación familiar”; no en vano, desde la fecha de su fundación hasta la actualidad la actividad se ha ido transmitiendo de padres a hijos, consolidando la firma y dándole a su vez el reconocimiento del que hoy goza la marca. “En una empresa familiar las acciones más importantes que se realizan en el día a día parten de decisiones adoptadas con la vista puesta en el medio y largo plazo. Es decir, tenemos una mayor vocación de continuidad que las empresas no familiares. Por eso, cada paso que damos es fruto de muchas horas de maduración de una idea inicial, y ello repercute en el éxito final de cada decisión”. 

La vocación de servicio está muy presente, y la filosofía de trabajo en Herbolario Navarro viene determinada por un valor primordial: la orientación al cliente. “Intentamos tratar al cliente de la mejor manera posible, satisfaciendo sus necesidades en relación al producto y al servicio que espera de nosotros”. Ese enfoque hacia el cliente final se refleja a diario en el trato humano y cercano que José y los suyos ofrecen a quienes entran en sus establecimientos. En base a esto, el Departamento de Recursos Humanos de la firma tiene muy claro el perfil del trabajador que necesita la empresa: profesional dirigido a la transmisión de conocimiento, a la empatía y al trato con el cliente. 


Amenazas y oportunidades
Los cambios generacionales son muy importantes en las empresas familiares, y pueden llegar a marcar el devenir del propio negocio en los años futuros. José relata algunos de los duros momentos que han tenido que pasar para sostener la herencia de sus antecesores; entre ellos, el fallecimiento de los cabezas de familia, de quienes han estado al mando de la empresa hasta ahora. “Situaciones críticas en las que deben tomarse decisiones y asumir las funciones de quienes ya no están con nosotros”. Recuerda con la misma acritud el boom de las farmacias allá por los años 60 y 70, un fenómeno que modificó los hábitos de la sociedad y originó el declive de los herbolarios. Afortunadamente, el bache se superó con la década de los 80 y la recuperación de un sector ligado de manera irremediable a la medicina natural, reconocida hoy como una alternativa seria a la medicina tradicional.

Parece absurdo pensar que la coyuntura económica, los decadentes datos macroeconómicos, la recesión en los mercados y la caída en la capacidad de consumo de los ciudadanos no han minado la tendencia alcista de los productos ecológicos en el país. El ritmo de crecimiento se ha ralentizado, pero quizá no esté alcanzando la gravedad de otros sectores. “La crisis no nos ha afectado tanto, entre otras cosas porque los comportamientos sociales juegan a nuestro favor. La gente cada vez se cuida más, y eso hace que el sector goce todavía de buena salud”. 

Todo indica, por tanto, que se abre un futuro esperanzador para la herbodietética y los remedios naturales. José vaticina un incremento progresivo de los índices de consumo hasta alcanzar niveles similares a los que caracterizan a los países del norte de Europa. Y anima a las nuevas generaciones a embarcarse en la aventura de un negocio como el suyo. ¿Algún consejo? “Que estudien bien el mercado, elaboren un plan empresarial y, sobre todo, estén convencidos de lo que quieren hacer. Si tu negocio y tu producto te apasionan, sabrás transmitir sus ventajas y beneficios a los clientes”.   

 

Otros Artículos de Una tienda modelo

Un herbolario en pleno corazón de Tenerife

Sección: Una tienda modelo

Publicación: Revista nº 95

Hace más un año que Julia Gebauer Brunckhorst puso en marcha su herbolario en Tenerife. Aunque al principio tuvo miedo de montar su propio negocio, las dudas se han disipado al darse cuenta de que cada día funciona mejor.

José Navarro, gerente de Herbolario Navarro: “El mejor producto es el ecológico”

Sección: Una tienda modelo

Publicación: Revista nº 68

Acaban de abrir un establecimiento “de cine” en Castellón, fruto del éxito logrado con un modelo de negocio que les ha llevado a convertirse en la marca herbolaria de referencia a nivel nacional. La amplia oferta en alimentación ecológica es su sello personal, una apuesta de futuro que nos introduce su gerente José Navarro.

Carmen María Antón, responsable del Ecocentro El Árbol de la Vida: El futuro es prometedor, siempre que trabajemos con seriedad

Sección: Una tienda modelo

Publicación: Revista nº 59

Hace ya más de cinco años que Carmen María Antón y Juan Antonio Duque pusieron en marcha una tienda on-line. Fue tal el éxito, que finalmente abrieron el Ecocentro El Árbol de la Vida, en Sevilla

José Antonio Esteban, responsable de la cadena Soria Natural Golden Class: La piedra angular del Golden Class es la dieta limpia

Sección: Una tienda modelo

Publicación: Revista nº 45

Del herbolario tradicional al herbolario del futuro. El centro Soria Natural Golden Class, ubicado en una céntrica calle de la capital soriana, se transformó en un establecimiento vanguardista a finales de 2005. Además de la sección de venta, cuenta con una zona de aguas, un pequeño gimnasio, cuatro cabinas de tratamientos estéticos y dos consultas, una médica y otra de nutrición

José Navarro Catalá, responsable del Herbolario J. Navarro: Viajamos constantemente para conocer las últimas tendencias y seguir aprendiendo cada día

Sección: Una tienda modelo

Publicación: Revista nº 42

Los inicios de este herbolario valenciano, el más antiguo de España, se pierden en el tiempo. Sus primeras referencias documentales datan de 1771. En la actualidad, José Navarro se encarga de gestionar esta empresa familiar que ya va por la sexta generación. Un comercio que ha sabido evolucionar con el paso de los años

Mariana Barceló Antúnez, responsable de la dietética Anairam Farma: La Administración debe ayudar a que los alimentos para celíacos sean asequibles

Sección: Una tienda modelo

Publicación: Revista nº 38

Mariana Barceló abrió este herbolario en el año 2001 en la localidad sevillana de Gines, una población de 12.000 habitantes situada a 8 kilómetros de la capital andaluza. Para ello, contó con la ayuda de su marido, Antonio Pérez, que desde el inicio ha aportado a la clientela sus conocimientos como naturópata y acupuntor

 
© 2017 mi herbolario | Factor Ideas
Condiciones de uso | Política de privacidad | Política de cookies