Las migrañas que nos traen de cabeza

Sección: Plantas que curan

Publicación: Revista nº 54

Se calcula que aproximadamente un 10% de la población sufre migrañas. Este mal, más frecuente en mujeres, puede verse aliviado, gracias a las diferentes posibilidades que la naturaleza nos ofrece, y sin tener que recurrir a los fármacos

La migraña es una enfermedad crónica cuya causa suele ser desconocida y que se manifiesta en forma de cefaleas o dolores de cabeza de tipo pulsátil, generalmente unilateral, que pueden llegar a durar hasta tres días. Se acompaña de síntomas como las náuseas, fotofobia (aumento de molestias con la luz y rechazo de la misma) y fonofobia (aumento de molestias con los ruidos y rechazo de los mismos), que obligan a quien la sufre a aislarse en una habitación, alejado de estos factores agravantes.

Algunas personas pueden percibir síntomas de advertencia de que van a sufrir una migraña, a los que se denomina aura, relacionados casi siempre con el sentido de la vista, tales como visión borrosa o excesivamente luminosa, y pérdida del campo visual. Pero también otros síntomas no visuales, como parestesias u hormigueos en la cara o cualquier otra parte del cuerpo, pérdida de la habilidad lingüística o distorsión olfativa. Estos síntomas permiten que podamos diferenciar entre las migrañas con o sin aura.

Se calcula que aproximadamente un 10% de la población sufre migrañas, presentándose con una incidencia casi del triple en mujeres que de hombres, y siendo más frecuente entre los 10 y 45 años, tendiendo a disminuir a partir de esa edad. También se observa que entre un 70-80% existen antecedentes familiares de migraña, lo que apoya la teoría de la existencia de una base genética, que se transmite a través del cromosoma 9.

En cuanto al origen de las migrañas, parece ir perdiendo peso la teoría de que se deben a un fenómeno de vasodilatación de las arterias craneales, en favor de una actividad cerebral anormal, que implica cambios en varios mediadores químicos, especialmente de la serotonina.

Además, existen numerosos desencadenantes conocidos, entre los que cabe destacar el alcohol, tabaco, alergias e intolerancias alimenticias, ciertos olores, destellos luminosos, cambios hormonales, ayuno, ruidos fuertes, estrés físico y/o emocional, etc. Entre los alimentos que tienen más probabilidad de desencadenar una migraña, están los alimentos procesados, ahumados, adobados, marinados o fermentados, el aditivo glutamato monosódico (E-621), al que se ha relacionado con el llamado "síndrome del restaurante chino", lácteos, chocolate, alimentos que contienen tiramina (como el queso curado, el vino tinto o las carnes poco hechas), ciertas frutas como el aguacate, los cítricos, las fresas o el plátano, nueces, cacahuetes, el hígado de las aves, etc.

El diagnóstico es fundamentalmente clínico, aunque a veces es necesario apoyarse en otras técnicas diagnósticas como punción lumbar, la tomografía computerizada o la resonancia magnética, con el fin de descartar otras causas de cefaleas más importantes.

El tratamiento más común es el empleo de medicamentos sintomáticos, de los que existen varios tipos, como los analgésicos, los antiinflamatorios, los triptanes y los derivados del cornezuelo del centeno. Con el fin de evitarlas y prevenirlas, el abanico de fármacos que se emplean es mucho mayor, pues también se indican antidepresivos, antihipertensivos o anticonvulsivantes.

Quizás más importante que el tratamiento de las migrañas es su prevención, por lo que se deberán evitar todas aquellas situaciones desencadenantes anteriormente descritas, que pudieran favorecer su aparición.

Además se deberán tener en cuenta una serie de medidas generales, como mantenerse en reposo lejos de luces y ruidos, aplicar compresas húmedas frías en frente y nuca o realizar un baño con agua tibia.

Las medicinas complementarias también aportan soluciones rápidas y eficaces en el tratamiento de las migrañas, y entre ellas destacan:

> Fitoterapia:  Son numerosas las plantas medicinales con efecto analgésico entre las que cabe destacar el jengibre o el sauce y la ulmaria, que poseen ácido metil salicílico, del que derivó el famoso ácido acetil salicílico, que se utiliza como principio activo analgésico de síntesis. Sin embargo, la medicina naturista apuesta por un tratamiento más etiológico que sintomático, pudiendo emplearse el Ginkgo biloba o la Matricaria, si la causa es vascular, el ñame salvaje, la onagra o el Dong quai si es hormonal, la valeriana, pasiflora, tila o melisa si existe ansiedad y/o estrés, o el boldo, alcachofera o cardo mariano, si sospechamos un origen hepático.

> Homeopatía: Son numerosos los remedios capaces de solucionar la migraña, que un buen homeópata sabrá indicar en función de las particularidades del síntoma o modalidades, así como de la constitución de quien las padece, aunque se han demostrado como efectivos Ferrum phosphoricum, Nux vomica, Iris versicolor o Sanguinaria.

> Acupuntura: Es sumamente efectiva, tanto en el tratamiento como en la prevención, pudiendo compararse con la máxima eficacia obtenida con cualquier fármaco, para lo que será necesario un diagnóstico desde el punto de vista de la medicina tradicional china, siendo los más frecuentes el exceso de calor en el hígado y, en segundo lugar, las deficiencias de Yin del riñón.

> Nutrición ortomolecular:  Existen también multitud de nutrientes cuya suplementación es capaz de mitigar una migraña, entre los que están el magnesio, las vitaminas del grupo B, el 5-HTP, fenilalanina o los ácidos grasos omega-3, que en su caso habrá que valorar para determinar si son o no necesarios.

> Masaje, yoga y meditación: Así como cualquier otra terapia que facilite la relajación: son terapias que, al provocar este efecto, también intervienen en la prevención y tratamiento de las migrañas.

> Flores de Bach:  El Dr. Bach consideraba que la enfermedad se producía por un conflicto emocional. Lo cierto que esto es así en muchas situaciones, por lo que si somos capaces de solucionar dicho conflicto, la cefalea desaparecerá, por lo que sería muy útil acompañar el tratamiento de la migraña con este tipo de remedio. No existe una ?flor tipo? para el tratamiento de la cefalea, y cada paciente puede necesitar una flor distinta en función de sus conflictos emocionales, debiendo elegirse el remedio según este criterio y no en función de los síntomas que padezca. Son especialmente útiles en las llamadas cefaleas tensionales, generadas por contracturas en la musculatura del cuello, cuya causa son, por lo general, problemas de estrés, ansiedad o depresión, siendo las más frecuentemente utilizadas Scleranthus, White chesnut, Hornbeam, Mustard y Sweet chesnut. Además, es frecuente observar una serie de comportamientos en quien precisa una determinada flor como:

> Agrimony: El paciente sufre cefaleas crónicas, con abuso de sustancias analgésicas, que se han ido añadiendo a lo largo de los años, por lo que acumulan una abundante medicación, que ya no resuelve el problema. Útil también en las cefaleas por estrés, que suelen aparecer los fines de semana, cuando el paciente está más relajado.

> Mimulus: También es víctima del abuso de analgésicos, pero más que hacerlo por la aparición real de cefaleas, los consume por miedo a que estas aparezcan, porque en algún momento las ha tenido y prefiere prevenirlas.

> Scleranthus: Tiene cefaleas porque sus constantes dudas en todos los aspectos de su vida, llegan a producir una hiperactividad mental, que conduce a una sensación de agotamiento y abotargamiento craneal responsable de la cefalea.

> Impatiens: También presenta un amplio historial de consumo de analgésicos, ya que se muestra impaciente ante la posible lentitud del efecto de un analgésico, por lo que le lleva rápidamente a consumir otro, si observa que no se ha producido el efecto en el tiempo deseado.

> Olive: La astenia psico-física puede llevarle a una sensación de agotamiento, que puede ser el origen de la cefalea, que se repite cuando el paciente se encuentra cansado y exhausto.

Joaquín Outón
Médico Naturista, director técnico de Laboratorio Vital 2000

 

Otros Artículos de Plantas que curan

Las mujeres también padecen falta de deseo sexual

Sección: Plantas que curan

Publicación: Revista nº 67

La disfunción sexual femenina puede ser perfectamente comparable al problema de la impotencia que sufren los hombres y, curiosamente, la incidencia entre las mujeres es mucho mayor

Controla la diabetes con plantas medicinales

Sección: Plantas que curan

Publicación: Revista nº 65

La diabetes es una enfermedad crónica caracterizada por un aumento de los niveles de glucosa en la sangre, que padecen cerca de 3 millones de personas en España. Es un problema de salud que no debemos dejar de lado, como se pone de manifiesto cada 14 de noviembre, en el Día Mundial de la Diabetes

Cola de caballo, una planta muy versátil

Sección: Plantas que curan

Publicación: Revista nº 64

La cola de caballo es una de las especies vegetales más antiguas de la Tierra. Podemos encontrarla tanto en Europa como en América del Norte y Asia. En la actualidad, la cola de caballo es una de las plantas medicinales más consumidas en el mundo

Botiquín natural para un verano redondo

Sección: Plantas que curan

Publicación: Revista nº 63

Llega el verano, y con él las tan deseadas vacaciones, en las que disfrutaremos de días plácidos de ocio y descanso. Para que nada nos amargue estas merecidas vacaciones, nada mejor que llevar con nosotros un pequeño botiquín natural que pueda ayudarnos con los inconvenientes típicos de la estación.

El resurgir de la salvia

Sección: Plantas que curan

Publicación: Revista nº 62

Originaria del Mediterráneo, la salvia es la planta medicinal más cultivada en todo el mundo, por sus numerosos beneficios para la salud, especialmente cuando se combina con otras plantas para tratar ciertos problemas. Pero también es ampliamente conocida por su versatilidad en la cocina, al ser utilizada desde muy antiguo para aromatizar todo tipo de platos.

Cistitis, remedios naturales y eficaces

Sección: Plantas que curan

Publicación: Revista nº 60

La cistitis es una inflamación de la vejiga. Esta enfermedad es común en las mujeres pero también puede sufrirla el hombre, sobre todo si tiene problemas de próstata

Castaño de Indias y Vid Roja, cómplices de la circulación

Sección: Plantas que curan

Publicación: Revista nº 58

Existen enfermedades que aparecen con mayor frecuencia o se agravan en determinadas épocas del año: depresiones en primavera y otoño, procesos catarrales en invierno, alergias también en primavera, migrañas durante las tormentas eléctricas, etc. Nuestro organismo tampoco es ajeno a la llegada del calor, donde entre otras cosas, la pesadez de piernas, el edema de tobillos o el dolor provocado por varices, delatan el empeoramiento de nuestro sistema circulatorio venoso

Plasiflora, calma tu cuerpo y tu mente

Sección: Plantas que curan

Publicación: Revista nº 58

También conocida como flor de la pasión, la pasiflora es uno de los mejores remedios contra todo tipo de estados de nerviosismo. Esta planta, originaria de Brasil y Perú, es rica en flavonoides, que ejercen un efecto calmante sobre el sistema nervioso, ayudando a reducir el estrés y la ansiedad y permitiendo un sueño reparador. Por eso, si las tensiones del trabajo, los problemas familiares o los contratiempos económicos te impiden mantener un equilibrio, la pasiflora es tu gran aliada

Diente de León, un soplo de salud

Sección: Plantas que curan

Publicación: Revista nº 56

De pequeños, todos hemos cogido un Diente de León de algún jardín, para soplar sobre él y ver cómo sus diminutas hebras blancas se iban esparciendo por el aire. Pero lo que mucha gente no sabe es que esta planta tan divertida, también tiene propiedades beneficiosas para el organismo

Las migrañas que nos traen de cabeza

Sección: Plantas que curan

Publicación: Revista nº 54

Se calcula que aproximadamente un 10% de la población sufre migrañas. Este mal, más frecuente en mujeres, puede verse aliviado, gracias a las diferentes posibilidades que la naturaleza nos ofrece, y sin tener que recurrir a los fármacos

Flores de Bach, el dominio de las emociones

Sección: Plantas que curan

Publicación: Revista nº 42

Esta serie de esencias naturales, descubiertas por Edward Bach entre los años 1926 y 1934, son utilizadas para tratar una multitud de estados de origen emocional. El sistema floral está compuesto por 38 remedios, realizados a partir de treinta y cuatro flores silvestres y tres de cultivo. El último de los preparados no se trata de una flor, sino que es sencillamente agua de manantial

 
© 2017 mi herbolario | Factor Ideas
Condiciones de uso | Política de privacidad | Política de cookies