Una Vivienda Saludable

Sección: Actualidad

Publicación: Revista nº 44

Surge una imparable evolución que está llevando a muchas personas a preocuparse cada vez más por su salud. Esta preocupación pasa por darse cuenta de que hay muchos aspectos que repercuten en nuestra calidad de vida y que están estrechamente ligados a la salud del planeta. Lo que comemos y cómo lo comemos, la calidad del aire en nuestras ciudades, las radiaciones, los elementos tóxicos presentes en productos de consumo y materiales, y otros muchos factores pueden incidir generando patologías y dolencias que echan por tierra el tópico de una mayor esperanza de vida

El progreso ha roto el vínculo entre el ser humano y la naturaleza. Antiguamente, y no hace mucho tiempo, cuando la mayor parte de la población vivía en las zonas rurales, toda la construcción era ecológica. Sólo se utilizaban materiales naturales como la piedra, la cal, la lana, la paja, la madera, etc. La fuerza de la costumbre, la necesidad y el desconocimiento de nuevos materiales llevaban a los constructores rurales a edificar con lo que tenían más cerca, creando una arquitectura adaptada al medio, autosuficiente y eficaz. Hoy es menester que las inquietudes ecológicas las llevemos a nuestro hogar, creando viviendas sanas para nosotros y respetuosas con el planeta.

La bioconstrucción entiende que una vivienda tiene que ser fuente de salud y en las viviendas actuales existen multitud de factores que lo hacen imposible. Actualmente este es un concepto que poco a poco se va introduciendo, aunque en muchos casos no es fácil encontrar algunos materiales, y los profesionales con capacidad de aplicar estos conceptos escasean.

Elección del lugar
En bioconstrucción, uno de los aspectos más importantes es la elección del lugar para edificar. Hay que tener en cuenta la orientación así como una serie de factores de riesgo que, sin saberlo, pueden afectar la salud de los moradores de la vivienda. Me estoy refiriendo a las alteraciones geológicas: venas de agua, fallas geológicas, radiación ambiental y a las radiaciones artificiales de tendidos de alta tensión y antenas de telefonía móvil. Existen, así mismo, otros factores de riesgo como son el ruido, la contaminación del aire, del agua, del suelo, los tóxicos ambientales? Todo esto es estudiado e investigado desde la geobiología. Por eso, es muy importante la realización de un estudio previo.

El Edificio
A la hora de plantear el edifico y su entorno debemos tener en cuenta varios aspectos como son la aplicación de técnicas tradicionales de armonización (Feng Shui, por ejemplo) y la Permacultura, que nos ayudarán crear espacios harmoniosos y eficaces. La bioclimática incorporará a su vez eficiencia y ahorro. Una cuidada selección de materiales es también imprescindible: tierra, barro, piedra, madera o cal son materiales inocuos y perfectamente aptos para la construcción. Existen hoy en día varias alternativas eficaces a productos que podemos considerar no aptos en bioconstrucción. Frente a los aislamientos derivados del petróleo, tóxicos y que no dejan que la vivienda traspire, existen alternativas como corcho, celulosa, paja, cáñamo, lana y fibra vegetales y minerales. Podemos sustituir el cemento Porlant por morteros de cal. Los tratamientos convencionales por otros naturales. Las conducciones pueden ser perfectamente de polipropileno y polietileno. Las pinturas pueden ser también ecológicas minerales, como las de cal y las de silicato, ambas traspirables.

Energía
Los edificios consumen el 60% de los materiales extraídos de la tierra y en su utilización está el origen de la mitad de las emisiones de CO2 vertidas a la atmósfera. Este dato es argumento más que válido para replantearnos la eficiencia energética de nuestras casas. Muchas veces se edifican edificios de un bajo coste en el que por ahorrar se ha escatimado el aislamiento. A estos edificios se les incorporan grandes instalaciones de aire acondicionado, lo que nos lleva a la conclusión de que, al cabo de un tiempo, lo que se pensaba más económico no lo es. Es por esto la importancia de edificar con buenos aislamientos e incorporar elementos de bioclimática que nos llevará a evitar calefacciones y aires acondicionados excesivos. Un elemento hoy en día muy rentable y que contribuye a evitar las emisiones son los colectores solares para la generación de agua caliente. Así mismo también es factible la conexión a red una forma útil de aprovechamiento de la energía solar.

El agua
La escasez de agua nos obliga a un uso racional de ella fomentando el ahorro. Es importante el aprovechamiento de las aguas de lluvia y la reutilización de las aguas sucias generadas en la vivienda, así como evitar la contaminación de acuíferos. La reutilización de las aguas grises y negras, una vez depuradas por filtros biológicos, para el riego de jardines y huertos es una forma eficaz de ahorro. El ahorro es primordial. Gastamos una media de 500 litros por persona y día, lo que nos lleva a la conclusión del exceso de agua consumida. Medidas de ahorro como los filtros en los grifos y reguladores de caudal se hacen imprescindibles.

Tecnología
Los electrodomésticos, sistemas y aparatos eléctricos gastan una gran parte del consumo total de la vivienda. Muchos aparatos eléctricos pueden cambiarse por los tradicionales de uso manual. Antes de adquirir un electrodoméstico debemos pensar si es necesario y, en su caso, elegir siempre la opción más eficiente. Existe la ?etiqueta energética? que indica las características de un electrodoméstico según la normativa de la Comunidad Europea.

Conclusión
Está claro lo importante que es en nuestra vida un entorno saludable. Somos lo que comemos pero también somos lo que respiramos y lo que vivimos. Muchas veces, por ahorrar dinero y por desconocimiento, estamos incurriendo en fatales errores que poco a poco deterioran el medioambiente y nuestra calidad de vida. Y aunque en nuestro país todavía es una fórmula poco conocida y no muy extendida, el futuro es prometedor, habida cuenta del interés que esta surgiendo en algunos sectores de la sociedad. Diversos indicadores así lo demuestran: nuevas normativas como el CTE, el interés de ciertos sectores por formas de edificación más sostenible y el irrefutable devenir de los tiempos que, queramos o no, nos lleva a una sociedad ecológica.Criterios para una vivienda más eficiente, sana y respetuosa con el medio ambiente

Los pasos a seguir la hora de construir una vivienda con criterios de bioconstrucción son:
1. Análisis personalizado del proyecto de viviendas que el cliente nos pide desarrollar, teniendo presente no sólo sus necesidades presentes sino también prever las futuras.

2. Desplazarnos al terreno: estudiar su orografía, clima y recursos naturales que posee (agua, sol, viento, tierra, vegetación, etc.), construcciones adyacentes, estilos culturales de la región, su estructura geobiológica, (para ello podemos alquilar por un día un geomagnetómetro, un medidor de radiofrecuencias, una brújula y un contador geiger o bien requerir los servicios de un geobiólogo o de un radiestesista). Debemos evitar la proximidad de tendidos eléctricos de alta tensión y transformadores, así como las fallas o corrientes de agua subterránea.

3. Con todos estos datos podremos determinar la ubicación, las necesidades constructivas, la forma de la obra, la aplicación de la bioclimática en función de su situación geográfica y clima (realizando una buena distribución de los espacios) y energías renovables (solar, eólica, hidráulica, geotérmica, etc.), tanto pasivas como activas (que suelen tener sus mejores resultados en una aplicación combinada). La producción de ACS (agua caliente solar) por sistema solar-térmico es viable en todo el territorio español, así como los sistemas y ciclos de reutilización y depuración de las aguas.Criterios que debemos tener presentes a lo largo de toda la obra:

El ahorro energético debe ser la constante permanente tanto de la ejecución de la obra, como del futuro uso de la vivienda (iluminación natural, bombillas de bajo consumo, climatización natural por sistemas hidro-vegetales más sombra, sistemas solar-pasiva, ACS mediante colectores solares, etc.).

Reciclar-Reutilizar. Los materiales para realizar la construcción deberán ser de materia prima lo menos elaborada posible, encontrarse lo más cerca posible de la obra y totalmente exentos de elementos nocivos como asbesto, cloro, plomo y más concretamente PVC tan común hoy en día, evitando los metales pesados, escorias siderúrgicas, etc. y los susceptibles de emitir gases nocivos. Los procesos de extracción de la materia prima y su posterior elaboración-manipulación así como su consumo energético serán de primordial consideración. Allí donde se precise de frío industrial o doméstico se aplicará el sistema "Greenfreeze" (c/propano).

En los elementos estructurales se utiliza a menudo el cemento tipo Portland o cangrejo y otros, los cuales pueden ser sustituidos por cementos naturales o cal hidráulica. El uso de acero debe restringirle a lo imprescindible (y lo derivaremos a tierra). No debemos despreciar el salvar grandes luces con arcos y aplicando la cultura de la cal para ganar plasticidad e impermeabilidad en los morteros. En la carpintería se viene utilizando habitualmente el aluminio y el PVC, los cuales en los criterios de bioconstrucción serán erradicados tanto por su elevado coste de producción como por su nocividad.

La aplicación de la bioclimática no tiene por qué ser muy complicada (por ejemplo, con muros trombe regulados por domótica). Puede desarrollarse con una buena orientación, distribución adecuada de los espacios, aleros bien estudiados, grandes acristalamientos al sur con paredes y suelos de alta inercia térmica (compactos, oscuros y mates), estancias de poco uso al norte (garajes, despensas, etc.). No debemos despreciar el uso de masas arbóreas y arbustos para derivar los vientos y amortiguar el ruido así como árboles de hoja caduca que pueden cumplir una buena función dando sombra en verano y dejando pasar el sol en invierno. Espacios sombreados con elementos vegetales e incluso una pequeña cascada o fuente pueden generar un ambiente muy saludable regulado en temperatura, humedad e ionización.

En la construcción evitaremos los morteros químicos, impermeabilizantes, bituminosos, láminas, conductos y perfiles de PVC o de aluminio, elementos con amianto, fibrocementos, aislamientos elaborados con polímeros y de poro cerrado. Es mucho mejor el corcho, fibras vegetales, la lana de oveja o viruta tratadas, por ejemplo, con sales bóricas, etc.

En el diseño de los dormitorios tendremos presente el orientar la cabecera al norte, evitaremos que las instalaciones de fontanería o electricidad crucen la cama, evitaremos la proximidad de electrodomésticos a la misma, así como la instalación de moquetas. Es imprescindible dar la importancia adecuada al descanso, para lo cual se debe evitar cualquier elemento susceptible de contaminar química o energéticamente la estancia. Los elementos excesivamente rectilíneos y con esquinas pronunciadas crean un impacto muy desagradable y las corrientes de aire así como las ondas de forma se ven obligadas a encontrarse bruscamente en corriente y contracorriente.

Los conductos de saneamiento de gran diámetro pueden ser de cerámica con conexión de caucho y los de pequeño diámetro de PE-AD (polietileno de alta densidad) o PP (polipropileno) en lugar de PVC, como viene siendo habitual. Las conducciones son más estables, flexibles, duraderas y menos ruidosas. También existen ya en el mercado cables libres de halógenos y sin PVC para las conducciones eléctricas. La reutilización de las aguas es primordial. La evacuación de las aguas de la cocina debe pasar a través de un separador de grasas para una mejor asimilación de los residuos y poder tratarlas con eficacia junto con el resto de aguas residuales, por ejemplo mediante un sistema primero anaeróbico y posteriormente aeróbico, seguido de un filtro biológico percolador (con piedra volcánica, puzolana o biosint) y así poder reutilizar el agua para riego, abrevaderos, estanques, etc. También deben ser tenidas en consideración las aguas pluviales para su recogida y distribución en riego, inodoros, lavabos, abrevaderos, etc. En los lugares donde escasee el agua, los inodoros pueden ser del tipo WC-SECO, en los cuales no se utiliza agua y la materia orgánica se composta y posteriormente se utiliza como abono.

Para los elementos decorativos, tratamientos de madera o de enfoscados, debemos buscar pinturas al silicato, al agua, aceite de linaza, colofonia, ceras naturales, etc. A la vivienda debemos darle la consideración de nuestra tercera piel, por lo que debe ser transpirable.

Toni Marín, editor de la revista de bioconstrucción EcoHabitar. Pertenece a la junta directiva de la Asociación Española de Biocontrucción

La ecología en nuestro entorno: EcoHabitar
La necesidad de creación de ejemplos de asentamientos sostenibles, la inquietud por un hábitat saludable y nuevas herramientas sociales, así como la aplicación e tecnologías limpias y sostenibles son los temas que trata rehabitar, una nueva revista sobre bioconstrucción, permacultura y vida sostenible que desde octubre está en la calle.

La revista está realizada por un equipo compuesto por personas que trabajan hacia y por la sostenibilidad aplicada. Por esto es una revista eminentemente práctica con multitud de ejemplos de lo que se está haciendo tanto en el territorio nacional como fuera de él. Viviendas ecológicas, ejemplos de aplicación de la permacultura, consumo ético y responsable, autoconstrucción, son algunos de los temas incluidos en cada número. EcoHabitar está editada por el Instituto EcoHabitar para la sostenibilidad, entidad que está trabajando, investigando y divulgando propuestas para un hábitat sano y ecológico.

Mas información:
EcoHabitar
Era Cañer nº 1. 44479 Olba. Teruel.
Tel 978 78 14 66 . Fax 978 78 14 66
E mail: info@ecohabitar.org
www.ecohabitar.org

 

Otros Artículos de Actualidad

Bélgica avanza cambios legislativos en la suplementación

Sección: Actualidad

Publicación: Revista nº 100

Decide actualizar su Real Decreto sobre complementos alimenticios y alimentos enriquecidos ante la ausencia de una armonización europea

Vitamina D, imprescindible

Sección: Actualidad

Publicación: Revista nº 76

Energéticos para empezar de nuevo

Sección: Actualidad

Publicación: Revista nº 59

Volver a la vida cotidiana después de las vacaciones y tener que enfrentarnos a un entorno de altas demandas y exigencias, hace que nos sintamos cansados y sin fuerzas, que todo se nos haga cuesta arriba. Es el llamando síndrome postvacacional. Los energéticos naturales nos pueden ayudar a levantar ese ánimo y a enfrentarnos con lo cotidiano

Una Vivienda Saludable

Sección: Actualidad

Publicación: Revista nº 44

Surge una imparable evolución que está llevando a muchas personas a preocuparse cada vez más por su salud. Esta preocupación pasa por darse cuenta de que hay muchos aspectos que repercuten en nuestra calidad de vida y que están estrechamente ligados a la salud del planeta. Lo que comemos y cómo lo comemos, la calidad del aire en nuestras ciudades, las radiaciones, los elementos tóxicos presentes en productos de consumo y materiales, y otros muchos factores pueden incidir generando patologías y dolencias que echan por tierra el tópico de una mayor esperanza de vida

 
© 2017 mi herbolario | Factor Ideas
Condiciones de uso | Política de privacidad | Política de cookies